Homenaje a la poeta Dolores Castro

Este pasado lunes 13 de agosto Rocío García Rey, Francesca Gargallo y María Elena Solórzano, con la lectura de poemas a cargo de Raúl Breton, realizaron un homenaje a la poeta Dolores Castro: Algo le duele al aire. El encuentro tuvo lugar en la Casa del Poeta “Ramón López Velarde”.

Dolores Castro (Aguascalientes, 12 de abril de 1923), es narradora y poeta mexicana. Estudió Derecho y la maestría en Letras Modernas en la UNAM; Estilística e Historia del Arte en la Universidad Complutense de Madrid; Lingüística y Literatura en la anuies y Radio en el Instituto Latinoamericano de Comunicación. Ha sido profesora en las escuelas de Bellas Artes de Veracruz, Cuernavaca, Estado de México, en la UIA y la Escuela de Periodismo Carlos Septién García; fundadora de Radio UNAM y productora de programas radiofónicos; jefa de redacción de Barcos de Papel; miembro del consejo de redacción de Suma Bibliográfica. Colaboradora de Barcos de Papel, Fuensanta, La Palabra y El Hombre, Nivel, Poesía de América, Suma Bibliográfica, Revista de la UIA. ¿Qué es lo vivido? . Obtuvo el Premio Nacional de Poesía de Mazatlán 1980.

En medio de un atardecer de verano se recita poesía de Dolores Castro:

dolores castro

La sangre derramada

Al borde del camino

lo encontramos

el mismo pantalón, la blusa blanca:

sobre su espalda

amapola de sangre.

Llaman de gracia al tiro

que enmudeció su boca,

ahogó su amor

y me dejó baldada.

El estallido

de aquel tiro de gracia

aún retumba

y aúlla en el aire, aúlla.

La tierra está sonando

La tierra está sonando

y yo estoy desolada,

hueca por dentro, triste.

Mi juventud se tiende como el ala

rígida y negra de una golondrina.

Se me estremecen muy espesos árboles

y me duelen las aguas más tranquilas.

La tierra está sonando.

Llora de amor y hiere

mientras ama.

Y mata y acaricia.

¡Quién nos encierra duro

como la flor en su rojo silencio

de párpados ahogados

o de cerrados pétalos!

La tierra está sonando:

Aguas, espesos árboles:

¡Tierra sobre mi cuerpo!

“En 1970 ella era una de las poquísimas voces que se atrevió a decir eso”, dijo Francesca Gargallo con relación a la tortura que denunciaba la poeta Dolores Castro en dicha década y añade que “el tiempo del dolor es el tiempo de la solidaridad y de la poesía”.

María Elena Solórzano compartió algunos de los recuerdos sobre Dolores y leyó algunos versos de la poeta, para luego ceder la palabra a Rocío García Rey, quien le dedicó un escrito en el que reconoce su labor como docente y tallerista, y cita un verso de la poeta: “Yo bajo la tempestad estoy sedienta”.

Para finalizar el encuentro, cedieron el micrófono al público asistente para que leyera en voz alta algunos poemas de la homenajeada.

Les comparto el documental La vida perdurable, “homenaje merecido a la poeta y a la poesía. La travesía por una vida plena que ha dado voz y rostro a los que se olvidan. La vida perdurable es eso, un acto amoroso y la perpetuación de lo vivido”:

Brenda Pichardo (Ciudad de México).

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s